left USUARIO

Campamento e intercambio cultural

 

Como una manera de afianzar el programa de bilingüismo y ampliar la experiencia intercultural de los estudiantes, el Liceo Taller San Miguel implementó desde el año 2003, el programa de Campos de Verano en la ciudad de Vancouver, Canadá. Los campos de verano tienen una duración de un mes y se ofrecen especialmente para los estudiantes de los grados 5° y 6°, a través del convenio establecido con la YMCA con sede Elphinstone B.C

Durante este periodo los niños y niñas tienen la oportunidad de vivir una experiencia única de inmersión cultural, a partir de actividades deportivas y lúdicas en las que interactúan con personas de todo el mundo, usando exclusivamente el inglés para comunicarse. A los largo de la semana los estudiantes se internan en el campamento y los fines de semana participan de actividades complementarias, planeadas exclusivamente para ellos.

Nuestra primera parada la hacemos en Toronto donde realizamos dos días de tour por las principales atracciones turísticas de la ciudad, como la torre CNN, las Cataratas del Niágara y el paseo por el Niágara in the Lake, una preciosa villa situada a orillas del río Ontario. Volamos a Vancouver cruzando de la Costa Este a la Costa Oeste de Norte América. Tomamos un crucero a la Isla de Victoria para visitar los Butchart Gardens catalogados junto con los jardines de Versalles, como los más hermosos del mundo. Igualmente visitamos el Museo de la National Geographic, los jardines del parlamento y el barrio chino.

También viajamos hacia Wisthler, donde está situado uno de los campos de deportes de nieve más importantes del mundo, sede de los Juegos Olímpicos de Invierno 2010; allí disfrutamos de la oferta turística y participamos de algunos de los eventos programados para el verano. Uno de los fines de semana lo destinamos a conocer Vancouver y visitamos el Acuario, el Capilano Suspension Bridge y realizamos el ascenso a la montaña que custodia la ciudad, donde están ubicadas las mejores pistas de esquí de Norteamérica.

La posibilidad de interactuar con otras culturas afianzando el componente comunicativo de la Lengua Inglesa y la oportunidad que los niños y niñas se reconozcan como parte de una comunidad global, con la que se comparten ideales y gustos, hace que los campos de verano se conviertan en una experiencia transformadora, de gran valor educativo y cultural.

 

Nuestros estudiantes y sus familias cuentas sus experiencias en el Campamento:

 

Definitivamente, fue una experiencia inolvidable y enriquecedora, nos unió más, enfocados en los intereses lejanos de nuestro hijo y sus compañeros, sobrellevamos la ¨amputación de la tecnología en vivo¨, pero se conformó una sociedad única de padres de familia, pendientes de cada detalle a miles de kilómetros de Pereira, crecimos cortando ese cordón umbilical invisible que tenemos con nuestro hijo, anteponiendo la felicidad de Santiago sobre nuestros intereses de protección, y Santiago, compartió con iguales de otros países y culturas tan diferentes, que nos ha retroalimentado con información y experiencias ricas de aventuras, demostrándonos su capacidad de autonomía y su crecimiento personal. Gracias mil.

Familia Mejía Dussán.

 

Hemos tenido la fortuna de tener dos niños en el campamento, a mi hija le enseñó que había otros mundos por explorar, que la meta era llegar a ellos, perdió la timidez para hablar con extranjeros en inglés y tuvo  una mejor integración con todos sus amigos. A mi hijo le ayudó a mejorar el trabajo en equipo,  asumir nuevas responsabilidades,  toma de decisiones y se dio cuenta que realmente tenía un buen nivel de inglés.

"El campamento para mí fue una experiencia maravillosa, conocí muchos lugares,  compartí con niños de otros países, hice nuevos amigos, practiqué el inglés, tuve contacto con la naturaleza, aprendí el respeto hacia los demás y  me encantaría volver a repetirlo. Santiago

Familia Sánchez Moreno 

 

Sólo nos quedan palabras de agradecimiento por esa labor tan maravillosa con nuestros hijos, con la llegada de Isabela nos dimos cuenta que fue una decision muy acertada en darle esa oportunidad de vida. Cada dia estamos mas felices y orgullosos de que nuestras hijas pertenezcan a la familia Liceo Taller San Miguel. Que Dios los bendiga , por tanto cuidado y cariño con que trataron a nuestra hija. Un millon de gracias.

Familia Grajales Moreno

 

Para nosotros no fue simplemente un campamento, ni una escuela de inglés, fue toda una experiencia de vida para Juan José, donde reforzó los valores enseñados en casa y en el colegio. Adicionalmente el intercambio cultural, la tolerancia, la convivencia, la aceptación de las diferencias y cada vivencia le dieron más madurez y herramientas para ser un mejor ser humano que es lo que este mundo realmente necesita. A todo el equipo, nuestra gratitud y admiración por el amor, dedicación, paciencia y entrega que tuvieron con nuestro hijo. Mil y mil gracias.

Familia Angel García

 
 

2017 © Liceo Taller San Miguel Todos los Derechos Reservados